1

Microsoft contra HTML

MicroVsHTML

No, no es el título de una película de serie B de las que veía en el cine de la parroquia de pequeñito (tipo Fumanchú contra el Doctor NO). Es la referencia a una pequeña guerra larvada en los entresijos de Internet.

Hay enfrentamientos más o menos públicos, como los que mantienen Google, Apple y la propia Microsoft, por el dominio mundial (esto sí daría para una peli). Luego están las pequeñas batallitas de trastienda que ráramente llegan a la luz, como la que mantenemos los diseñadores de boletines electrónicos con el gigante americano.

Para entrar en detalles debemos remontarnos unos años atrás cuando Microsoft sacó la última versión de Office y, con ella, su conocido lector de correo Outlook 2007.

Hasta ese momento su motor de lectura HTML, más o menos, se acercaba a los estándares de este lenguaje de etiquetas. Esto quería decir que cualquier desarrollador podía diseñar un boletin electrónico (conocidos también como e-newsletter) en HTML y confiar en que sería reproducido correctamente al abrirse en Outlook. En 2007 la empresa de la M. (perdón), decidió que Outlook 2007 utilizase el mismo motor HTML que su programa de paquete (nunca mejor dicho), Word. En la práctica esto supuso un retroceso de varios años, vamos, como si después del Iexplorer 7 hubieran vuelto al 5.

Para los diseñadores supuso más horas de trabajo, para, además, conseguir un resultado más pobre. Por su parte hubo un montón de quejas de nuestros clientes corporativos (más de un 35% utiliza Outlook) que, de la noche a la mañana, veían como sus e-newsletters se convertían en un churro.

La reacción no se hizo esperar y algunas empresas de email marketing, como CampaignMonitor, pusieron el grito en el cielo e intentaron convencer a Microsoft para que volviera a la senda del HTML. Para los que quieran leer las explicaciones de Microsoft y lo que opina la gente de ellas se puede acceder a su página  Word 2007 HTML and CSS… (No se pierdan la parte – a la izquierda- de Community content, no tiene desperdicio).

La respuesta se volvió organizada, a través de la comunidad Email Standads Proyect y su iniciativa fixoutlook.org, que en poco más de 24h alcanzó más de 20.00 menciones en Twitter, con la esperanza que el gigante informático atendiera a razones de cara a la siguiente versión.  La respuesta de Microsoft fué rápida, diciendo que su motor hacía un buen trabajo y que no existían estándares para los correos electrónicos.

Ante la posterior reacción de los medios Microsoft se dió por enterada, aunque eso ha servido para bien poco ya que la nueva versión, Outlook 2010, que estará en la calle a mediados de junio, sigue utilizando el mismo motor HTML de antes.

Nosotros seguiremos insistiendo y, de paso, intentaremos convencer a nuestros clientes para que usen otros programas de correo más acordes con nuestros tiempos.

Deja un comentario